Archivos

Ojalá te enamores


Se miró al espejo y viajo en el tiempo.

Caminaban como tonteando, de la mano  , sintiendo que el mundo estaba a sus pies. El se entreparó frente a un local de ropa y le dijo …te gusta? y si…esa campera de cuero en blanco y negro parecía hecha para ella.

De que manera ella podía olvidarse de ese cariño que le ponía piel sobre piel..

Sigue leyendo

Anuncios

Los malos amantes nunca te dejan…


Es importante para mi hoy hablar en pasado. Dejé atrás un mal amante, y malos son aquellos que cuando se les quiere dejar, están detrás de la puerta esperándote. Solo para acecharte de nuevo. 

Julio Sosa, que supo cantar de amores, muchos de ellos, como el cigarillo, se prenden, su fuman, se apagan, se olvidan…

Sigue leyendo

Enero paciente


Es martes. Enero maneja su humedad, la despliega implacable entre nubes que engañan por momentos el intenso sol.

Miro desde la ventana el paisaje montevideano. El ruido de enero, el silencio de enero. Esa sensación que se mantuvo en el tiempo.

Por la mañana hice dos llamadas y otras tantas irrumpieron en mi universo de sueños.

Balances y cierre de cuentas de la vida que pasa.

La ventana azul


Se abrió la puerta … y una sonrisa nerviosa que recién despertaba me recibió vestida de jean… hacía mucho frío afuera… y adentro de ella también.

Esperaba la sorpresa para gratificarme … eso me atrae de ellas … eso espero o busco?.

Cuando decido contratar unas horas de sus cuerpos para desaguar mi placer … la verdad que había esperado mucho en tomar la decisión llame y pregunte … me dieron datos … describieron formas.

Sábado perfecto


Amanecí temprano.

El aroma a café,  mientras escucho música.

Corriendo voy a ver como avanza la obra de mi casa vieja pero nueva. Es un caos, aunque los obreros se rien cuando me dicen…ya terminará el trabajo,  no se preocupe.

Una amiga me llama, tomamos algo y vamos al spa?

Sigue leyendo

Resfrío otoñal


Día otoñal.

Cesó la lluvia y la luz del sol se cuela entre la parra que habita antes de mi, en esta casa.

Estoy resfriada. Me tomo un impasse entonces, para disfrutar el sonido de las hojas al moverse, y el aroma que emanan de los racimos que marzo maduro.

Me gusta contemplar, acariciar el ultimo libro que llegó a mis manos, mientras la taza de té humea a mi costado.

Sigue leyendo