Resfrío otoñal


Día otoñal.

Cesó la lluvia y la luz del sol se cuela entre la parra que habita antes de mi, en esta casa.

Estoy resfriada. Me tomo un impasse entonces, para disfrutar el sonido de las hojas al moverse, y el aroma que emanan de los racimos que marzo maduro.

Me gusta contemplar, acariciar el ultimo libro que llegó a mis manos, mientras la taza de té humea a mi costado.

Pienso que afortunada soy en pertenecer a una generación nacida en la era de Acuario, con ideales y convicciones que aún anidan en la mente. Una generación que no supo de paños tibios. Paz y amor.

Sé que aún detrás de mis pañuelos deshechables y la nariz roja, está la mujer que planee y soy.

Cierto que a veces extraño la dialéctica y oratoria que otros me han enseñado, y hoy parece, digo, parece caduca.

Sigo movilizando a través de actitudes y de palabras.

A veces miro mi rostro en las fotos de la pc, las mismas fotos que alguien mira con placer, y por que no, cariño

Estar en una etapa de la vida donde conozco las raíces, el tronco que me y sostiene, y la inducción al venturoso porvenir, confiando que el árbol siempre busca la luz y por eso crece.

Porvenir, me fascina esa palabra.

Los abrazos aún no dados, los orgasmos que saldrán, los caminos que quedan por transitar.

Los secretos del mar que aún no conozco, la espera de lo precioso, la emoción aún no emitida.

Dos cosas no sé que son: el odio y el rencor. Como los animales, que ni odian ni se envilecen.

Salvo cuando los atacan, o los privan de libertad. Lógico, verdad?

Conjugo los verbos en presente, y en futuro.

Me atrapan las nuevas ideas, la gente inteligente, los creativos.

Me comentan que hay lugares donde las fiestas y celebraciones se inventan y por mas que la pícara vida a veces da desasosiegos, el espíritu de celebración es más fuerte.

No tengo mambos, tomo a los demás como son, sin intentar cambiarlos.

Y si alguien me gusta o quiero, busco alianzas, sé esperar, me atrae ser convocada y no invado.

Hay cierta belleza que emerge de una personalidad segura.

Pero si algo me encanta, es estar entre jóvenes. Empapan de fuerza y acción el presente.

A veces cometen la osadía de buscar respuestas en mi, que yo misma no tengo.

No me queda otra que enunciarles: prueba, equivócate, investiga, duda, camina, busca tu propia respuesta, analiza.

Enamorada de vivir, hasta un simple resfriado me convoca a disfrutar de los placeres cotideanos.

No es poca cosa….

Pequeños placeres

Anuncios

Un pensamiento en “Resfrío otoñal

  1. Elegi el segundo video, por al gran Bebo Valdes, que se nos adelanto en el viaje.
    Gloria y honor a ese eximio artista!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s