Mujeres obedientes


Me llamo la atención un video en youtube. Y el titulo corresponde a esa serie de videos.

Pertenezco como mujer a una generación de cambios en nuestro rol en la sociedad

Si, me toco el doble discurso de lo que se aprendía en casa, que es la esposa, madre, trabajadora, pero esencialmente reina de su rey, con la manifestación de la liberación femenina, la propia cuenta de banco, y el liderazgo..

Y como lo social pesa mucho, arranque para hacer del centro de mi vida ser la proveedora, la liberada, la que viaja sola, y cría a sus chicos sin depender del hombre , el cuarto de hotel para algún round amoroso , y dormir sola en mi casa.

Recuerdo a mi madre, cuando su horario mas feliz, era esperar a su príncipe con la cena preparada, las pantuflas puestas para que cuando el llegara ni las tuviera que sacar de la cajonera, y la cama abierta pronta para el placer de amarse y dormir juntos.

Mi padre ponía esa canción “Amada Amante”, que es tan dulce, en el tocadiscos, tomaba a mi madre entre sus brazos, y bailaban, mientras él se la cantaba suavemente al oído. Habían construido un doméstico mundo perfecto.

Con el tiempo observe que nuestros discursos eran distintos. Ella nunca estuvo cansada,siempre sonriendo, y a mi me dolía todo el cuerpo después de trabajar doble turno, venir a limpiar,  hacer las cuentas, y vigilar las tareas escolares de los chicos.

Cierto que ella trabajaba también,en su casa, como modista,  pero su prioridad era su hombre y sus hijos, peso mas, peso menos, siempre  llegaron  a fin de mes y les dio para dejar algún legado material.

Tengo un amigo que me dice…mamá nunca trabajo, solo se ocupo de nosotros, pero que bien lo hizo!!! Solo loas venían de sus labios.

Al final de cuentas, creo que la vida se mide en cuan felices somos, y lo felices que hacemos a los demas.

Estoy mas que de acuerdo que tengamos los mismos derechos que el hombre, pero  no que dupliquemos nuestros deberes.

Y eso nos ha pasado. Cargos ejecutivos, que nos masculinizan, quejarnos, por decisiones que nosotras mismas hemos elegido, batallar quien controla el dinero, y la cantidad de coitos.

Hacer de padre y madre, me parece mal negocio. No queda otra?…bue…capáz no se supo elegir bien el padrillo.

Decirle al marido estoy cansada, me ocupo de todo, hoy no, es una torpeza

Por eso cambie la tesitura en mi vida. Hoy privilegio al hombre, viril y que decida.

No me interesaría  elegir mas que estar con el, que seguramente elegiría un mejor lugar, comida, escenario, proyectos.

Para mi hay mucho de cuento chino en eso de la liberación femenina. La palabra stress nunca la escuche en mujeres que privilegiaron sus parejas, por encima de otras situaciones, y sí en la mayoría de  mis amigas y conocidas.

Ni poco ni demasiado. No hablo de sometimiento, sino en la libertad de elegir que es lo prioritario, y que no.

Y como la vida es también juego de poderes, mucha veces cederlo, es la mejor forma de … tenerlo desde otro lugar.

Pero que me gustaría ser una geisha para mi amado … por supuesto…!!!

La que menos pidió, fue la que más recibió“. Marlon Brando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s