Error de oficio


Cuando se presento por vez primera, no tenia bien claro con que se iba a encontrar

Le contó después, que unas noches antes, mientras veían llover cenando  en un grupo de amigos, uno dijo como para si.

Esta es una noche como para visitar a una amiga.

Le dio curiosidad, porque sabia que debía ser una picardía, por la forma en que lo dijo.

Ah…, nada que esconder, te paso su web, le dijo el amigo.

Intento dos veces, y solo a la tercera consiguió una cita.

Y allá se presento, pulcrísimamente vestido.

Fue recibido, se entrego a las manos de la mujer, y apenas charlo

Luego fue invitado con un café y aparentemente quedo por esa

A la semana siguiente volvió, y a la otra, y a la otra.

Después fueron dos veces por semana, llamadas diarias, lindas charlas, y buena intimidad.

Ni loco te recomiendo, si alguien me pregunta,no se, diré que no estas, que te casaste, que te fuiste lejos, pero a conciencia no te comparto.

El tiempo fue pasando, y se sentía cada vez mas a gusto, solo hasta que ella se tomo un descanso en el trabajo.

Cuando volvió, le dijo…envejecí años con tu ausencia.

Mis relaciones siempre han sido truncas, y cuando te encuentro tu te apartas…

No había sido con el, había sido con todos.

Cuando se descansa, se descansa, sino no hay desenganche posible.

Era evidente que no captaba lo que era ese tipo de relación, en que no fueron presentados en ningún lado, ni los unía alguna labor, o un correo sentimental.

A medida que paso el tiempo, comenzó a vivirlo como una obsesión.

A mal puerto iba por agua, porque esa mujer, me consta, siempre ha sido  un palo enjabonado

Pero a veces pasa, que se mezclan los tantos.

Y el rollo no esta en que la relación sea negativa, sino en acomodar la cabeza.

Las obsesiones no vienen de un momento para otro, su cuna hasta puede ser tan lejana como la infancia.

Ella lo vio sufrir si no se contactaba, y empezó a cuestionarse si realmente se equivocaba en algo, darle ilusiones, no se, alguna visagra mal aceitada

Pero no,ella solo emitió estoy enamorada, cuando lo estuvo, y el no fue jamas el  destinatario de tales sentimientos.

Hasta que un un día, comenzó a sentir cierta opresión por  tantas llamadas diarias,  mensajes, una cierta búsqueda del control, que nada tenían que ver con lo que fue el génesis de esa relación.

Recordó una frase que leyó en algún lado…eres eternamente responsable de aquello que seduces….

Y como pudo, lo fue llevando, escuchándole, hablándole, hasta que el mismo encontrara las propias respuestas en su interior.

No fue difícil, pero tampoco tan fácil.

Cierto que salvo la relación,siguen juntos. Pero llego a la conclusión que se había equivocado de oficio, hubiera hecho mejor carrera como psicoterapeuta que como masajista….

Pero el tiempo, el gran amigo, tiene una condición, jamas vuelve atrás.

Aclarando los tantos…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s