Ojalá te enamores


Se miró al espejo y viajo en el tiempo.

Caminaban como tonteando, de la mano  , sintiendo que el mundo estaba a sus pies. El se entreparó frente a un local de ropa y le dijo …te gusta? y si…esa campera de cuero en blanco y negro parecía hecha para ella.

De que manera ella podía olvidarse de ese cariño que le ponía piel sobre piel..

Sigue leyendo

La luz de la luna marco el reencuentro


Ese domingo, esplendoroso, se tomó el día para ella. Caminar por 21, sentarse a leer el periódico, caminar serenamente y contemplar la vida, sabiéndose parte integrante de ella.

Ya llegando la tardecita el trabajo la urgía, corrió hacia su casa. Miro desde la gran ventana el cielo, y se dijo…me basta esto para ser absolutamente feliz.

Sigue leyendo

A tus pies, y a los míos


Empezó a hacer memoria. La primer foto que se conoció en la web de ella, donde solo se veían el final de las piernas, y un par de tacos negros, finos, largos, como punto final de su cuerpo, fue el detalle de marcar una época.
Esa foto hizo historia.
Lo sutil y no lo obvio, busco, de tal forma que quedo sobre el fondo blanco una imagen que luego hizo pequeñas etiquetas, que ponía en las botellas y en cada fin de año regalaba a sus clientes.

Sigue leyendo

¿Dónde estan los besos que me debes?


Atardecer de verano, ir despacio por el Boulevar, voy a la rambla. Un grafitti me llamo la atención… ¿Dónde estan los besos que me debes?

Me quedo pensando a quién se le ocurrió la frase, y justo frente a la Facultad de Arquitectura!!!… ¿La habrá escrito algun futuro arquitecto?

¿Quién será la destinataria de esa oración? Quizas otra estudiante. Pregunta sin respuesta….

Sigue leyendo

De túnicas y espejos


Como anda la mujer feliz?…

Así la saludo quien la conoció por skype. Ella largó la risa, y claro, sonreir abre puertas, asi que el repitió el gesto contagiado del sonido y la imagen que le devolvía la pc.

Es que sabes, estimado, voy tomando conciencia que esta vida es una fiesta. Y no es que uno no tenga reveses, o perdidas, es lo normal, pero en el balance, lo positivo pesa más. Por eso sonrio y tu también…ya te veo

Sigue leyendo

Ni amigas feas ni amigos tontos


Estábamos almorzando con mi amiga en la Vegetariana. Frio, nuboso. Conversando  de lo que siempre terminamos haciendo: hablando  de hombres.

En la semana vino un cliente y me dijo …te vi, estuve a punto de irte a saludar. Si me hubieras mirado me hubiera acercado.

Adonde me viste? Y ya me vino el panic atack, si estaría bien producida, cuando me dice, estabas en el restaurante, con una amiga…que linda tu amiga!!!

Sigue leyendo